Colombia no piensa en estadísticas y va por Venezuela.