Colombia, podio en las tres grandes por primera vez.

September 12, 2016

Desde épocas de antaño, Colombia es sinónimo de potencia en el ciclismo mundial, y actualmente lo ratifica gracias al buen nivel de los nuestros en el exterior y por la cantidad de títulos que ya suman.

 

Estos ciclistas han respondido en sus equipos, principalmente Nairo Quintana y Esteban Chaves, quienes en el pelotón mundial han logrado voltear miradas y robarse el show por su increíble nivel. Ambos se ganaron su puesto y el respeto.

 

Este año el ciclismo colombiano pasa a la historia. Nairo Quintana ganó la Vuelta a España dando golpes de autoridad y respondiendo ante Chris Froome, su principal rival, y además fue tercero en el Tour de Francia; y Esteban Chaves en el Giro de Italia quedó detrás del vencedor, Vincenzo Nibali, y logró un épico tercer lugar en La Vuelta, al desbancar a Alberto Contador.

 

Ante esta lluvia de pedalazos y productividad por las carreteras de Europa, la Vuelta a España, la última en disputarse de las tres grandes, ratificó que los escarabajos seguirán dando la pelea y que Nairo Quintana es uno de los mejores ciclistas del mundo y el mejor en la historia de Colombia.

 

Por fin pudo hacerle frente a Chris Froome y le demostró que tendrá rival para rato. Este título en España fue un mensaje claro, Nairo Quintana continuará pedaleando rumbo a ganar el Tour de Francia. Ese el sueño sí o sí.

 

Italia marcó el camino
 

Todo comenzó con el brillante Giro que hizo Esteban Chaves. Su nombre estaba en algunas quinielas y los especialistas comentaban que se podría dar un golpe sorpresa a manos del ‘Chavito’.

Y no estaban tan equivocados porque Esteban Chaves hizo lo que tenía que hacer para darse a conocer y luchar por el título. Era el AS bajo la manga de todo el pelotón que asistió al Giro. Al súper favorito Vincenzo Nibali le tocó dar un poco más de esfuerzo para ganar luego de que el pedalista bogotano se impusiera en la prueba reina de la carrera y le demostrara todo su nivel.

 

Nairo aplazó el sueño amarillo
 

El camino continúo con Nairo Quintana en el Tour de Francia. Nuevamente la lucha contra Chris Froome, quien en esta prueba nuevamente no tuvo rival. El boyacense lo intentó, atacó al principio de carrera para no perder tiempo, pero el británico estuvo solvente en la competencia además de que contó con un equipo de lujo que le ayudó de principio a fin.

 

Nairo Quintana aplazó su sueño amarillo porque además lo atacó una bronquitis que también lo alejó de los Juegos Olímpicos. La sensación no pudo ser mejor tras completar otro podio en su carrera y de pelear palmo a palmo con el mejor ciclista del mundo actualmente.

El boyacense fue tercero en la clasificación general a más de cuatro minutos del líder.

 
España, sede de otro gran duelo
 

Luego del Tour de Francia empezó la Vuelta a España. Y desde el primer momento Colombia salió a relucir gracias a Darwin Atapuma quien mantuvo el maillot rojo por varios días.

 

Empezó la gran montaña y Nairo Quintana mostró sus dientes, obtuvo el liderato y lo defendió con jerarquía. Chris Froome esta vez no tuvo el respaldo de su equipo y se le notaba desgastado en las pruebas de montaña.

 

Eso sí, el británico logró asustar al colombiano en la contrarreloj tras descontarle más de dos minutos y quedando a 1:12 en la clasificación general.

 

Al final Nairo Quintana logró el título de la Vuelta a España, el que también le había sido esquivo antes, y junto con la ‘maglia rosa’ que obtuvo en el Giro de Italia en el 2014, se convirtió en el mejor ciclista de la historia de Colombia.

 

Y para engrandecer la temporada colombiana, Estaban Chaves se fugó en la etapa 20 y logró el podio, su segundo en una grande en el 2016. 

 

Antes estuvo cerca
 

Los ciclistas nuestros estuvieron cerca de hacer este hito histórico en temporadas pasadas. En el 2013 Nairo Quintana subió al podio siendo la gran revelación del Tour de Francia. Fue su carta de presentación ante el mundo. Ese mismo año Rigoberto Urán también ocupó la segunda casilla del Giro de Italia quedando detrás de Vincenzo Nibali.

 

Y en los años 80 con Luis Herrera y Fabio Parra por poco se logra. En ese momento las carreras donde se mostraron fueron el Tour de Francia y la Vuelta a España. En el 87 llegó la gloria ya que ‘Lucho’ salió vencedor de la competencia española.

 

En el 88 Fabio Parra ganó el mítico Alpe D’Huez del Tour y fue tercero en la clasificación general. En el 2014 Nairo Quintana hizo lo suyo y venció, pero nunca se había hecho podio colombiano en las tres grandes en una misma temporada.